Carta a Julieta de Verona.

ella 0013

Julieta, tu tan bella allá en ese balcón.
Inalcanzable y alcanzable.
Julieta, querida amada, aconseja a mi corazón.
Pero extrañamente mi alma esta en paz.
Alíate del destino, que parece que corre en mi contra, divina Julieta.
Julieta existe el amor?.
El amor a primera vista?.
Que piensas del amor a primera vista?.
Es posible acaso?.
Ese pensamiento abofetea tan duro mi razón.
La hunde, la cuestiona, la ridiculiza.
Sin embargo, allí esta esa posibilidad.
Tan viva esa posibilidad en mi corazón que inunda mi razón.
Julieta de Verona las noches no me bastan.
Mi corazón encuentra reposo seguro en recordar su rostro.
Sus movimientos firmes, suaves y sutiles.
Su rostro bello, con sus tiernos ojos unidos a las estrellas.
Julieta, mi corazón anida miedo de que sea rechazado.
Y si solo son pensamientos ilusionados?.
Es muy probable querida Julieta.
Realmente es muy probable.
Debería dejar el pasado y embarcarme en una nueva aventura.
No lo sé Julieta.
Debería ser como Romeo.
Temerario y enfrentarse al mundo por su amada, su amor.
! Lo seré Julieta ¡ y es mas ya he empezado.
La volveré a ver, te prometo que la volver a ver.
Existe el amor Julieta?.
Existe el verdadero real y tierno amor?.
Solo le pido a Dios que sea así, Julieta de Verona.
Porque  Adán se perfecciono en Eva, querida Julieta.
Adán se perfecciono en Eva.

Wladimir Ediron Jiménez Murillo

19/03/2013

P.D.

Inspirado en la película “cartas a Julieta”.
Creo que todos tenemos dentro un romántico obstinado y empedernido.
Aunque muchas veces no lo dejemos libre.
Esta allí, esperando el momento para salir, como Romeo a ver a su Julieta.
Porque a veces es bueno un poco de eso que llamamos cliché.
Porque a veces un te amo no está de menos.
Porque a veces un amor a primera vista puede existir.
Puede ocurrir.
Y ese momento es eterno, es incorruptible.
No lo marchita el tiempo.
pues encuentra refugio seguro en las estrellas.
El amor de dos se rige por otras leyes.
Podría un amor así, ser ridículo?, pero en buena hora que en los terrenos del corazón no existe el ridículo.
En buena hora que en los terrenos del corazón existes tú, mi amor.

Cartas a Julieta.

sombras y recuerdos

Solo me queda huir y esconderme en lo más profundo de las sombras.

Donde nadie me encuentre, donde nadie nos encuentre.

Pues allí estoy contigo entre besos y recuerdos.

Te metes en mis sueños y despierto desesperado.

Hambriento de tu rostro, de tu risa, de tu aroma.

Debo de esconderme de ti, debo dejar que mueras en mis recuerdos.

No te puedo ver, por qué si te veo revivirás en mí.

No te puedo ver, por qué si ocurre, en mis sueños cobraras vida.

Eres una fantasía en mi mente.

Las fantasías cuando cobran vida son diferentes.

Asustan cuando se deforman, y la nuestra ya perdió forma.

En las sombras es cuando te doy forma.

En las sombras regresamos a ser uno.

En las sombras lo que nos separó cambia, y lo negro se transforma en blanco.

Pero las sombras no existen pequeña.

Las sombras son juegos que se desvanecen y se unen a la noche.

Cruel es ser tonto y dejar las puertas abiertas.

Entraste y no viste el paisaje.

Ahora me quedan las sombras de ti rodando mis sueños.

Sombras de lo que nunca acabo y nunca inicio.

Wladimir Jiménez  06/03/2013