Siluetas de Amor

(Recomiendo escuchar esta música mientras lo lees, acá el link https://www.youtube.com/watch?v=mXttp8_xSHQ)

Camine un día por ese bosque desolado con árboles sombríos.

Arboles de esos que en la noche dibujan siluetas de miedos que aun desconoces.

Camine por aquella ciudad gris con aceras vacías.

Respire sobre ese suelo inerte el cual no podía sostener mi aliento.

Respire sobre aquel suelo mientras ríos de plata surcaban mi rostro, mi cuerpo, mi alma.

Toque con mi piel sueños que se rompieron con cada aliento.

Con cada suspiro que entregue los arboles sombríos me atrapaban.

Mientras caminaba mirando hacia el único lugar que conocía, encontré un regalo.

Tierna flor en medio del tenue bosque.

Sentí su sonrisa amable y su invitación a mirar lugares desconocidos.

Una mano cálida tomo mi corazón con la delicadeza de esa tierna niñita.

Recordé un zapatito que encontré en la playa el cual llevará nuevos recuerdos.

Recuerdos de un sol y una luna que se buscan sin cesar.

Recuerdos de una tierra que es testiga.

Recuerdos del amor, del viento y la sal.

Recuerdos del tiempo y sus laberintos.

Respire tan profundo que escuche un concierto salir de mi interior.

Las estrellas miraron a mis ojos y aquella manita tomo mi corazón.

Mis manos derecha e izquierda estaban llenas mientras las calles grises tomaban color.

Los bosques nos empaparon de su verdor mientras las nubes alegres jugaban con el viento

Sonatas que los tres no olvidaremos.

Un baile alegre en la lluvia de invierno.

Los Arboles se convirtieron en maestros y estudiantes.

Nos miramos los tres y ya nuestros corazones los había tomado la vida.

Entramos en aquella ciudad en la que ahora había mucha gente vistiendo de muchos colores.

Vistiendo de muchas sonrisas.

Que deseo tan absurdo de querer ver sombras donde solo podría haber color.

Que deseo tan tonto de querer ver oscuridad donde solo podría haber luz.

Nos acunclillamos los dos abrazados y hablamos contigo.

Tome tu barbilla y mire tus avellanados ojos.

Pestañeaste y un viento fresco acaricio nuestro rostro.

Hablamos contigo pero ni siquiera podíamos mover los labios.

Con una mirada te dejamos jugar y fuimos parte del bosque en el que se dibujaban siluetas de Amor.

Siluetas de Amor para que juegues en toda tu eterna vida.

 

Wladimir Jiménez

08/02/2017

Julieta

(Mientras lees te recomiendo escuchar Meditation de J. Massenet desde el minuto 3:00 búscalo en YouTube con la siguiente descripción “Classical Venice Music Vol. 03 by Caffè Concerto Strauss | Venezia | Venedig | Venetian |”  lamentablemente no se puede copiar el link, pero no te vas a perder.)

Y sus cabellos no podían mentir.

Los cabellos de Julieta atrapaban mis dedos en las mañanas.

Se metían entre ellos como si sumergiese mis manos en la pileta de aquella plaza.

Atrapaba también mis recuerdos haciendo suya mi memoria.

Deje mi corazón en aquel viaje y lo deje entero.

Es acaso el viento quien te entregara mis mensajes Julieta?

Es acaso el entrelazar nuestros brazos un símbolo?

El cielo se partía mientras yo vivía dentro de ti escuchando tu más dulce melodía.

Escuchando tus suaves deseos.

Hablando con tus brillantes ojos.

Tú eres un concierto sin sonido el cual sin duda ame.

Rezando palabras dulces en tu frente comprendo que la vida y la muerte siempre serán la misma mentira.

El tiempo  me parece un triste acontecimiento y también una larga alegre bienvenida.

Porque seguimos cometiendo los mismos errores Julieta?

Los mismos errores vida tras vida.

Es entonces cuando decidí caminar hacia el único escenario que podía.

Puse mi bolso en mi hombro y empecé mi camino por ese sendero dejando a mis espaldas aquel pueblo.

 

Wladimir Jimenez

06/02/2017

 

El Jardín

(Recomendaría leerlo con esta canción minuto 10:55 hasta 14:47. Se llama ideale f. p. tosti. acá el link https://www.youtube.com/watch?v=ZP1t1p0JpJI&t=870s)

No importa si el más extenso infinito pareciera alejarme de ti.

Si no te veo en el horizonte no significa que estés lejos.

Si busco en mi memoria y te me pierdes no significa que no te recuerde mi amor y mucho menos significa que te escondes.

Si hilos plateados surcan tus mejillas y brillan cegadores con la luna quizás signifique en mi interior que sea hora de irme.

Que tu camino mientras lo vuelves a recorrer encuentres que se divide, te podría jurar ante las damas brillantes del cielo nocturno que tus labios no han dejado ni por un momento de ser rojos.

Quizás signifique mi dulce que debo yo entender por qué se hicieron rojos.

Quizás mientras veo el horizonte ya no tenga necesidad de buscarte.

Quizás aquella línea nunca me pudo limitar.

Debería acaso buscarte si te encuentras en el jardín que más cuido?

Cada pétalo de aquellas flores son para ti y sin embargo no te piden más que ser observadas y tocadas si así gustas.

Ves que no importa si el infinito pareciera alejarnos.

Te das cuenta que no tengo más necesidad de buscarte.

Te das cuenta acaso que se puede hacer el amor sin necesidad de cuerpos.

Que podemos disfrutar de un vals sin estar bailándolo y sin escucharlo.

Podemos disfrutar de un vals solo con mirarnos.

 

Wladimir Jimenez

28/01/2017

 

 

Volvere a tenerte en mis brazos.

700.hq

No fue solo hasta ese momento en que volvería a tenerte en mis brazos.
Sentir la cálida brisa que sale de tu respiración.
Regresar hacia aquel día de invierno en que te sujetaba fuerte.
En los días en que descubría el paisaje de tus ojos.
Regresar a los días en que aprendí el sonido de tu vos.
Besaba tus labios otra vez una vez más.
Las risas nuestras retumbaban por la plaza entre las frías esculturas.
Aquellas hubiesen querido tomar vida para sentir tu frescura y compartir mi alegría.
Tus rizas aún siguen grabadas en la plaza.
Siempre reviviendo con cada aleteo de las gráciles palomas, con cada fresca brisa.
Quedaron impresas nuestras emociones en el aire de esta plaza.
Impregnada la atmosfera de dos amigos y amantes eternos.
Regresar hasta ese día y alcanzarte.
Alcanzarte en los sueños de invierno.
Nuestros sueños.
Alcanzarte en el abrazo tibio que nos unirá a través del tiempo.
Siendo el tiempo un vago suspiro de la eternidad, un pequeño vestigio de nuestra inmensidad.
Diez años después de tu ausencia, me tienes aquí sintiéndote tan cerca en esta plaza.
Tan cerca que siento tocar tus dedos.
Solo eso bastaría para hacer a este viejo feliz.
Solo eso bastaría, para que este viejo vuelva a hacer el amor una vez más.
Aun miro a las esculturas sintiendo que aquel día de invierno será eterno en sus miradas.
Aun nos veo aquí caminando, sabiendo ambos que el mundo no puede ser más perfecto.
Que el mundo no puede ser más enteramente nuestro.
Aprendí que la perfección nos acompañó también en las tormentas.
Tormentas magnificas que nos arrastraron a playas desconocidas.
Aun nos veo mi amor en esta plaza, abrazándonos una vez más otra vez.
No fue solo hasta este momento en que sé que te volveré a tener en mis brazos.

02/08/2013

Wladimir Ediron Jimenez Murillo

Carta a Julieta de Verona.

ella 0013

Julieta, tu tan bella allá en ese balcón.
Inalcanzable y alcanzable.
Julieta, querida amada, aconseja a mi corazón.
Pero extrañamente mi alma esta en paz.
Alíate del destino, que parece que corre en mi contra, divina Julieta.
Julieta existe el amor?.
El amor a primera vista?.
Que piensas del amor a primera vista?.
Es posible acaso?.
Ese pensamiento abofetea tan duro mi razón.
La hunde, la cuestiona, la ridiculiza.
Sin embargo, allí esta esa posibilidad.
Tan viva esa posibilidad en mi corazón que inunda mi razón.
Julieta de Verona las noches no me bastan.
Mi corazón encuentra reposo seguro en recordar su rostro.
Sus movimientos firmes, suaves y sutiles.
Su rostro bello, con sus tiernos ojos unidos a las estrellas.
Julieta, mi corazón anida miedo de que sea rechazado.
Y si solo son pensamientos ilusionados?.
Es muy probable querida Julieta.
Realmente es muy probable.
Debería dejar el pasado y embarcarme en una nueva aventura.
No lo sé Julieta.
Debería ser como Romeo.
Temerario y enfrentarse al mundo por su amada, su amor.
! Lo seré Julieta ¡ y es mas ya he empezado.
La volveré a ver, te prometo que la volver a ver.
Existe el amor Julieta?.
Existe el verdadero real y tierno amor?.
Solo le pido a Dios que sea así, Julieta de Verona.
Porque  Adán se perfecciono en Eva, querida Julieta.
Adán se perfecciono en Eva.

Wladimir Ediron Jiménez Murillo

19/03/2013

P.D.

Inspirado en la película “cartas a Julieta”.
Creo que todos tenemos dentro un romántico obstinado y empedernido.
Aunque muchas veces no lo dejemos libre.
Esta allí, esperando el momento para salir, como Romeo a ver a su Julieta.
Porque a veces es bueno un poco de eso que llamamos cliché.
Porque a veces un te amo no está de menos.
Porque a veces un amor a primera vista puede existir.
Puede ocurrir.
Y ese momento es eterno, es incorruptible.
No lo marchita el tiempo.
pues encuentra refugio seguro en las estrellas.
El amor de dos se rige por otras leyes.
Podría un amor así, ser ridículo?, pero en buena hora que en los terrenos del corazón no existe el ridículo.
En buena hora que en los terrenos del corazón existes tú, mi amor.

Cartas a Julieta.

sombras y recuerdos

Solo me queda huir y esconderme en lo más profundo de las sombras.

Donde nadie me encuentre, donde nadie nos encuentre.

Pues allí estoy contigo entre besos y recuerdos.

Te metes en mis sueños y despierto desesperado.

Hambriento de tu rostro, de tu risa, de tu aroma.

Debo de esconderme de ti, debo dejar que mueras en mis recuerdos.

No te puedo ver, por qué si te veo revivirás en mí.

No te puedo ver, por qué si ocurre, en mis sueños cobraras vida.

Eres una fantasía en mi mente.

Las fantasías cuando cobran vida son diferentes.

Asustan cuando se deforman, y la nuestra ya perdió forma.

En las sombras es cuando te doy forma.

En las sombras regresamos a ser uno.

En las sombras lo que nos separó cambia, y lo negro se transforma en blanco.

Pero las sombras no existen pequeña.

Las sombras son juegos que se desvanecen y se unen a la noche.

Cruel es ser tonto y dejar las puertas abiertas.

Entraste y no viste el paisaje.

Ahora me quedan las sombras de ti rodando mis sueños.

Sombras de lo que nunca acabo y nunca inicio.

Wladimir Jiménez  06/03/2013