El Jardín

(Recomendaría leerlo con esta canción minuto 10:55 hasta 14:47. Se llama ideale f. p. tosti. acá el link https://www.youtube.com/watch?v=ZP1t1p0JpJI&t=870s)

No importa si el más extenso infinito pareciera alejarme de ti.

Si no te veo en el horizonte no significa que estés lejos.

Si busco en mi memoria y te me pierdes no significa que no te recuerde mi amor y mucho menos significa que te escondes.

Si hilos plateados surcan tus mejillas y brillan cegadores con la luna quizás signifique en mi interior que sea hora de irme.

Que tu camino mientras lo vuelves a recorrer encuentres que se divide, te podría jurar ante las damas brillantes del cielo nocturno que tus labios no han dejado ni por un momento de ser rojos.

Quizás signifique mi dulce que debo yo entender por qué se hicieron rojos.

Quizás mientras veo el horizonte ya no tenga necesidad de buscarte.

Quizás aquella línea nunca me pudo limitar.

Debería acaso buscarte si te encuentras en el jardín que más cuido?

Cada pétalo de aquellas flores son para ti y sin embargo no te piden más que ser observadas y tocadas si así gustas.

Ves que no importa si el infinito pareciera alejarnos.

Te das cuenta que no tengo más necesidad de buscarte.

Te das cuenta acaso que se puede hacer el amor sin necesidad de cuerpos.

Que podemos disfrutar de un vals sin estar bailándolo y sin escucharlo.

Podemos disfrutar de un vals solo con mirarnos.

 

Wladimir Jimenez

28/01/2017

 

 

Volvere a tenerte en mis brazos.

700.hq

No fue solo hasta ese momento en que volvería a tenerte en mis brazos.
Sentir la cálida brisa que sale de tu respiración.
Regresar hacia aquel día de invierno en que te sujetaba fuerte.
En los días en que descubría el paisaje de tus ojos.
Regresar a los días en que aprendí el sonido de tu vos.
Besaba tus labios otra vez una vez más.
Las risas nuestras retumbaban por la plaza entre las frías esculturas.
Aquellas hubiesen querido tomar vida para sentir tu frescura y compartir mi alegría.
Tus rizas aún siguen grabadas en la plaza.
Siempre reviviendo con cada aleteo de las gráciles palomas, con cada fresca brisa.
Quedaron impresas nuestras emociones en el aire de esta plaza.
Impregnada la atmosfera de dos amigos y amantes eternos.
Regresar hasta ese día y alcanzarte.
Alcanzarte en los sueños de invierno.
Nuestros sueños.
Alcanzarte en el abrazo tibio que nos unirá a través del tiempo.
Siendo el tiempo un vago suspiro de la eternidad, un pequeño vestigio de nuestra inmensidad.
Diez años después de tu ausencia, me tienes aquí sintiéndote tan cerca en esta plaza.
Tan cerca que siento tocar tus dedos.
Solo eso bastaría para hacer a este viejo feliz.
Solo eso bastaría, para que este viejo vuelva a hacer el amor una vez más.
Aun miro a las esculturas sintiendo que aquel día de invierno será eterno en sus miradas.
Aun nos veo aquí caminando, sabiendo ambos que el mundo no puede ser más perfecto.
Que el mundo no puede ser más enteramente nuestro.
Aprendí que la perfección nos acompañó también en las tormentas.
Tormentas magnificas que nos arrastraron a playas desconocidas.
Aun nos veo mi amor en esta plaza, abrazándonos una vez más otra vez.
No fue solo hasta este momento en que sé que te volveré a tener en mis brazos.

02/08/2013

Wladimir Ediron Jimenez Murillo

Carta a Julieta de Verona.

ella 0013

Julieta, tu tan bella allá en ese balcón.
Inalcanzable y alcanzable.
Julieta, querida amada, aconseja a mi corazón.
Pero extrañamente mi alma esta en paz.
Alíate del destino, que parece que corre en mi contra, divina Julieta.
Julieta existe el amor?.
El amor a primera vista?.
Que piensas del amor a primera vista?.
Es posible acaso?.
Ese pensamiento abofetea tan duro mi razón.
La hunde, la cuestiona, la ridiculiza.
Sin embargo, allí esta esa posibilidad.
Tan viva esa posibilidad en mi corazón que inunda mi razón.
Julieta de Verona las noches no me bastan.
Mi corazón encuentra reposo seguro en recordar su rostro.
Sus movimientos firmes, suaves y sutiles.
Su rostro bello, con sus tiernos ojos unidos a las estrellas.
Julieta, mi corazón anida miedo de que sea rechazado.
Y si solo son pensamientos ilusionados?.
Es muy probable querida Julieta.
Realmente es muy probable.
Debería dejar el pasado y embarcarme en una nueva aventura.
No lo sé Julieta.
Debería ser como Romeo.
Temerario y enfrentarse al mundo por su amada, su amor.
! Lo seré Julieta ¡ y es mas ya he empezado.
La volveré a ver, te prometo que la volver a ver.
Existe el amor Julieta?.
Existe el verdadero real y tierno amor?.
Solo le pido a Dios que sea así, Julieta de Verona.
Porque  Adán se perfecciono en Eva, querida Julieta.
Adán se perfecciono en Eva.

Wladimir Ediron Jiménez Murillo

19/03/2013

P.D.

Inspirado en la película “cartas a Julieta”.
Creo que todos tenemos dentro un romántico obstinado y empedernido.
Aunque muchas veces no lo dejemos libre.
Esta allí, esperando el momento para salir, como Romeo a ver a su Julieta.
Porque a veces es bueno un poco de eso que llamamos cliché.
Porque a veces un te amo no está de menos.
Porque a veces un amor a primera vista puede existir.
Puede ocurrir.
Y ese momento es eterno, es incorruptible.
No lo marchita el tiempo.
pues encuentra refugio seguro en las estrellas.
El amor de dos se rige por otras leyes.
Podría un amor así, ser ridículo?, pero en buena hora que en los terrenos del corazón no existe el ridículo.
En buena hora que en los terrenos del corazón existes tú, mi amor.

Cartas a Julieta.

sombras y recuerdos

Solo me queda huir y esconderme en lo más profundo de las sombras.

Donde nadie me encuentre, donde nadie nos encuentre.

Pues allí estoy contigo entre besos y recuerdos.

Te metes en mis sueños y despierto desesperado.

Hambriento de tu rostro, de tu risa, de tu aroma.

Debo de esconderme de ti, debo dejar que mueras en mis recuerdos.

No te puedo ver, por qué si te veo revivirás en mí.

No te puedo ver, por qué si ocurre, en mis sueños cobraras vida.

Eres una fantasía en mi mente.

Las fantasías cuando cobran vida son diferentes.

Asustan cuando se deforman, y la nuestra ya perdió forma.

En las sombras es cuando te doy forma.

En las sombras regresamos a ser uno.

En las sombras lo que nos separó cambia, y lo negro se transforma en blanco.

Pero las sombras no existen pequeña.

Las sombras son juegos que se desvanecen y se unen a la noche.

Cruel es ser tonto y dejar las puertas abiertas.

Entraste y no viste el paisaje.

Ahora me quedan las sombras de ti rodando mis sueños.

Sombras de lo que nunca acabo y nunca inicio.

Wladimir Jiménez  06/03/2013

vidas tras vidas.

ww 001

Quizás sea el romanticismo de pensar que te encontrare vida tras vida.

Esperando al final de la puerta que separa de la vida a la muerte.

Suave es el recuerdo de tu mirada.

Ojos que hacen de ventana al alma.

Sutil sonido el cual desprende del corazón

Sonido que se une al viento y navega en una sinfonía de amor.

Es probable que no te reconozca esta vez.

Que te vea y te ignore.

Pero nuestros caminos se unirán una y otra vez, eternos en el tiempo.

Eternos en el suspiro que cruza al engancharse dos miradas.

Se unirán porque así lo decidimos desde antes.

Se unirán porque no depende de nosotros.

Se unirán porque su grandeza está en la unión.

Me uniré a otros también, compañeros y almas viajeras.

Aventureros del alba, que llegan al extremo del muelle y saltan hacia el mar.

Sin esperar nada, sin decir nada, sin exhalar nada.

Conteniendo la respiración en miles de recuerdos bajo el mar.

Mientras unos dudan y otros se atreven, todos al final saltaran.

Me uniré a ti cada cierto tiempo amor, cuando nuestras espirales se unan y se separen.

Se unan y se separen.

No me extrañes, pues yo estoy contigo ya en las estrellas.

No me extrañes, pues yo siempre seré uno contigo.

Wladimir Ediron Jimenez

12/01/2013

dert 001

El concertista.

Quizás la gente no esta preparada para el concertista
Quizás el concertista no estaba preparado para la gente
A mi izquierda tenia un maestro guitarrista supongo. (Maestro lo llamaron)
A mi derecha un alumno guitarrista supongo. (Él lo llamo maestro)

A mis espaldas, la niña que no puede faltar en las oratorias y conciertos de cámara que se respeten, haciendo bulla, no comprendiendo los ¡shuuu!! De los invitados súmale a esto un par de padres desesperados.
La niña muy aburrida en este extraño mundo, pues en el que ella conoce solo existe el juego, no hay nada que este mundo pueda ofrecerle esta noche.
Luego el silencio de la niña me tomo por sorpresa, vi atrás al finalizar el primer acto y en el acto la familia había abandonado el teatro.
Necesaria redundancia para romper el hielo terrible de una noche sin fin.
La guitarra sonaba y el señor maestro de mi izquierda ya dormía mientras yo escribía, el de mi derecha su pierna rascaba, cara interna del muslo, ¡Que buena música! – Comentaba hacia el aire.

Los celulares no se hacían esperar y chillaban.
Chillaban anunciando que hay alguien pensando en ti, eso no es necesariamente bueno ni malo.
Diagonal bajando la escalinata, una señora en silla de rueda, dormida pues prefirió irse al mundo de Morfeo.  (Pensar que era la primera que hacia ¡shuuuu¡ a la niña)

No me mal entiendan el concertista guitarrista llevaba la guitarra a sonidos nuevos para mi
Parecía un piano, hombre de maestría.
Que buena guitarra! – decía el de mi derecha.
Yo pensaría mejor, que bueno es el jugador.
Sin mas, estoy seguro que me márchare en el preludio de la segunda parte.
Me presentare ante los que me invitaron si los encuentro. (Al final no los encontré, noche solitaria de noviembre)
Me marchare por respeto, hoy no soy digno del concertista.

Wladimir Ediron Jimenez

23/11/2012

dibujos por: Wladimir Jimenez